27/2/08

FMI - BM, terapias asesinas

 

Actúan en tándem, el FMI imponen las condiciones draconianas para la penetración de las multinacionales (policía malo) mientras que el policía bueno, el BM, facilita la construcción de infraestructuras (carreteras, puertos, presas hidroeléctricas, oleoductos, ... ) en los países pobres para habilitar la sustracción de sus recursos por las multinacionales y se ocupa de apagar cualquier reacción o protesta financiando algún plan de alivio a la miseria. El Fondo administra la "medicina" y el Banco un terrón de azúcar para tragarla.


Eduardo Galeano, 1988: "No matan a nadie; se limitan a aplaudir el espectáculo. Sus imposiciones se llaman recomendaciones. A las actas de rendición las denominan cartas de intenciones. Donde dicen "estabilizar" quieren decir voltear. Llaman austeridad al hambre y cooperación a la ayuda que la soga le presta al cuello"

Son la clave para "un gobierno de los oligopolios, por los oligopolios y para los oligopolios".

Felipe González (conferencia del cincuentenario de Bretton Woods): ”la tarea del FMI y del Banco Mundial ha sido muy positiva”.

¿Cual ha sido la actuación del FMI y el BM y sus consecuencias para el conjunto del planeta?

El FMI-BM, palanca de la financiarización


El FMI actúa como asegurador y cobrador de última instancia de los arriesgados (y por tanto onerosos) préstamos espepculativos de bancos y demás inversores a los países "en desarrollo" (luego a los "emergentes" y luego a los PIIGS).

El modus operandi es el siguiente:

1. El capital financiero organiza una burbuja en un país a base de préstamos fáciles al sector privado y al sector público. El maná financiero crea una ilusión pasajera de que todos ganan, aunque unos más que la gran mayoría. Suben los precios y se produce un boom inmobiliario. Se importa mucho más de lo que se exporta y la diferencia la cubren nuevos préstamos. La burbuja crece hasta que el nivel de endeudamiento resulta insostenible y flaquea la moneda del país atacado.

2. Entonces interviene el FMI como prestamista de última instancia para organizar una retirada ordenada de los inversores, con las menores pérdidas posibles. Presta al Banco Central del país dólares para que mantenga el valor de su moneda y el Estado pueda absorber una buena parte de la deuda privada, y, al mismo tiempo, dar tiempo a la oligarquía local y los inversores extranjeros a sacar fuera del país - y de la moneda - a buen precio, sus ahorros e inversiones.

3. En una tercera fase se permite el colapso de la moneda, dando entrada a enjambres de fondos especulativos para saquear las reservas del Banco Central. Así se crean las condiciones para el plan de estabilización diseñado por el FMI, en el que todo el peso de la contracción ha sido desplazado sobre los contribuyentes pobres.

El FMI puede imponer condiciones a la política económica del país con problemas de endeudamiento. Con un numeroso staff de técnicos de todas las nacionalidades, edita informes anuales sobre el estado de salud de las economías nacionales, estudios y revistas como "Fin­anzas y Desarrollo" y dispone de un carísimo equipo de economistas y directivos (que no se enteran de nada salvo de lo bien que les tratan en los hoteles de cinco estrellas que les acogen : ".. el sistema financiero ha mostrado una impresionante fortaleza, incluidas las recientes dificultades en el mercado de hipotecas sub prime." Rodrigo Rato, FMI, agosto de 2007.-) pero que pretenden conocer mejor que nadie la situación económica del país a medicar.

Todo pura pantalla para camuflar sus verdaderos objetivos. Sus informes no son "recomendaciones" sino material balístico prediseñado para torpedear a los países en beneficio de los grandes grupos financieros y las multinacionales.

Bajo la influencia de las multinacionales y del Departamento del Tesoro, diseñan su intervención tratando al país en cuestión como si fuera un enfermo y ellos fueran los únicos médicos con derecho a intervenir. A las medidas de política económica que dictan al país las denominan terapia, diseñan "recetas" y administran "medicamentos".

Se trata de agencias internacionales de naturaleza autoritaria y tecnocrática, que negocian a menudo "en secreto" con los gobiernos y no son responsables ni imputables por las consecuencias de las políticas que imponen a millones de personas, ante ninguna instancia democrática.

Control directo de la economía del país endeudado


Si el país se somete, el FMI pasa a controlar la política económica del país. El control es en muchos casos casi directo: gracias a un sistema informatizado instalado en el ministerio de finanzas del país "enfermo", los funcionarios del FMI y del BM siguen de cerca la evolución de la situación. Imponen al gobierno del país una de camisa de fuerza que le hace perder todo control de la gestión económica. Muchos documentos (incluso reformas constitucionales) son directamente redactados por el FMI y no es extraño que la redacción del Presupuesto sea casi una fotocopia del documento firmado en Washington al mismo tiempo que el acuerdo de préstamo del BM.

Se trata de una especie de gobierno paralelo que no debe rendir cuentas a la sociedad civil y los ricos del país X suelen estar de acuerdo porque el ajuste recaerá en el resto de la población, reforzando los mecanismos de explotación y de polarización social que sólo puede beneficiarlos. La "democracia" en estos países pasa a ser un eufemismo virtual pues el control de las decisiones opera desde Washington.

Terapias de choque. Contundencia ante todo


El tratamiento, para ser eficaz debe ser rápido (evitará la organización de una posible resistencia). El factor "sorpresa" es un elemento bien valorado por los técnicos del FMI.

Naomi Klein en su libro "La doctrina del Shock" explica como se crean las condiciones para acabar sometiendo a las poblaciones a las condiciones deseadas por las agencias al servicio de las multinacionales.
Las líneas de esta terapia de choque siempre son las mismas: El estado del país X pasa a ser controlado por los consejeros del FMI que ordena desviar los fondos destinados a sanidad, enseñanza, seguridad social, pensiones, vivienda, etc. hacia el pago de la deuda externa.

Se procede a una devaluación de la moneda con lo que de golpe los sueldos pierden la mayor parte de su poder adquisitivo. Los precios de los productos básicos se disparan.

El país se abre al mercado mundial y las pequeñas empresas y negocios desaparecen en cosa de meses y al no poder competir en este mercado.

Fin de la agricultura tradicional

Alejandro Nadal. Crímenes del BM en la India: "Después de un recorrido por pueblos y comunidades rurales de India en 1930, lord Macaulay comentó que había encontrado una agricultura llena de vida. No sólo los niveles de producción eran aceptables y había gran diversidad de cultivos, sino que la vida comunitaria se desarrollaba de manera vibrante. La conclusión más importante de ese viaje fue que si se quería dominar India sería necesario aumentar la vulnerabilidad del sector agrícola. Parece que 80 años después de ese episodio, las políticas del Banco Mundial y la complicidad del gobierno indio han hecho realidad la observación de lord Macaulay."

Los peor parados suelen ser las pequeñas explotaciones agrícolas. Según el FM y el BM la competitividad del país está en producir para el mercado mundial y en países con bajo nivel industrial esto significa reconversión agrícola en función de la demanda global. Por tanto la agricultura tradicional es atacada desde varios frentes:

a. Retirada de apoyos y subsidios estatales. Subida de los precios del transporte público, los carburantes, los alimentos básicos, etc.

b. Anulación de protección frente a importaciones con lo que el país es inundado por productos agrarios a bajo precio por las prácticas de dumping que practican los países con excedentes agrícolas subvencionados.

c. Reconversión forzada a la producción de productos para la exportación en régimen de sumisión a las multinacionales alimentarias que proporcionan todos los inputs (semillas, fertilizantes, pestizidas) y a las que comercializan los outputs.

d. Abandono de las tierras de los que no han podido reconvertirse y emigración a los suburbios chabolistas.
e. Caída en picado de los salarios reales

Los alrededores de las ciudades se llenan de chabolas de desempleados, excampesinos, niños sin escuela, .. condiciones óptimas porque aparezcan todo una ca­dena de empresas subcontratistas que trabajan para las multinacionales con mano de obra a precio de saldo.

f. Huida en masa de los cerebros duramente formados en el país.

El resultado

. El sueldo real cae en picado mientras que los precios se dis­paran hasta el nivel que marca el mercado mundial. En las tiendas se llenan de productos que la mayoría no pueden comprar.

. Las terapias de choque permiten una rápida recolonización por parte de las multinacionales con base en el norte rico. El país es forzado a sacar de golpe en subasta la mayor parte de los bienes públicos, con lo cual los precios que pagan las multinacionales son ridículos.


. La sociedad civil se disuelve rápidamente y el vacío lo llenan las mafias y los representantes de las multinacionales. La terapia de choque lleva la polarización social a niveles estratosféricos y las clases medias desaparecen.

. Para los países afectados se trata de una situación semejante a la de la Gran Depresión de los 30 sólo que ahora se trata de la Perpetua Depresión manufacturada y monitorizada por el tenebroso tándem FMI-BM.

. Las ciudades se convierten en megaciudades, ciudades monstruosas dónde los ricos viven en sus barrios privados entre alambradas electrificadas, guardas de seguridad y perros de presa, rodeados de kilómetros y kilómetros de chabolas. Las calles parecen pasillos enrejados pues la escasa policía pública no ve ni oye nada y, cuanto acaba la jornada en comisaría, no es extraño que se haga un sobresueldo por anticipado de algún mafioso.

. "Meninos da rua", viejos sin pensión haciendo de hombres-anuncio con un cartel al pecho y otro a las espaldas, llenan las calles y las plazas; las aceras llenas de paraditas donde los desempleados ofertan su magro patrimonio.

La "terapia" se deja sentir en cuestión de meses


En Tanzania el gasto en servicios públicos por persona cayó un 10% anual entre 1980 y 1989.

En Costa de Marfil, uno de los supuestos "tigres africanos", con un importante sector manufacturero y servicios urbanos modernos en la capital Abidjan, sufrió un embate de tal magnitud que en dos años quedó desindustrializado con un colapso total de la construcción y un rápido deterioro de la sanidad y todos los servicios públicos doblándose la extrema pobreza urbana entre 1987-1988.

En Nigeria la extrema pobreza en Lagos, Ibadan y otras ciudades pasó del 28% al 66% entre 1986 y 1996.

En América Latina la pobreza urbana creció en un 50% sólo entre 1980 y 1986. La renta media de la población trabajadora cayó un 40% en Venezuela, 30% en Argentina y 21% en Brasil.

En México el empleo informal se dobló sólo entre 1980 y 1987.

En Perú la hiper-recesión inducida por la terapia de choque cortó de un tajo el empleo formal desde un 60% al 11% entre 1987 y 1990.

Buena parte de las clases medias, acostumbradas a contratar sirvientes para el hogar y disfrutar de vacaciones se encontraron de pronto entre las filas de los nuevos pobres. El porcentaje de población urbana pobre en Chile o Brasil aumentó el 5% en un solo año (1980-81).

Sólo unos cuantos medran durante la terapia: importadores de productos de lujo, funcionarios y políticos corruptos, gansteres, narcos, militares, ... alcanzando unos niveles de consumo alucinógenos y llevando los índices de desigualdad a un grado esperpéntico.

Estados fallidos


El objetivo declarado es la reconceptualización del sector público que ahora sólo juega el papel de habilitador de los mecanismos de mercado. Pero la desproporción de estas terapias pude llegar a desestabilizar de tal forma a un país que acaba entrando en una espiral de crisis y depresión que diluye las mínimas estructuras públicas. Muchos estados simplemente desaparecen pasando a engrosar la larga lista de "estados fallidos", en los que las estructuras estatales han sido sustituidas por estructuras paraestatales, redes mafiosas, tribales, clanes o señores de la guerra.


El número de países rotos no para de aumentar. Los países pobres que claudicaron a sus políticas abandonando la autosuficiencia alimentaria están pagando las consecuencias con la inanición.

En el diseño de las políticas del FMI dictadas a estos países no figuraba qué hacer ante la crisis global y la especulación en productos alimentarios.

Triste paradoja, ahora es el tándem FMI-BM el que lanza mensajes y avisos a la comunidad internacional de que más de 100 millones de seres humanos padecen hambre. Casualmente en los países que fueron forzados a seguir sus políticas.

Los informes trucados del FMI


Esta realidad es camuflada en los infor­mes del FMI-BM con la evidente manipulación de las estadísticas . Así, el BM "estima" que en América Latina y el Caribe tan sólo el 19% de la población son pobres (es decir hay menos pobres que en los EEUU).

Más de 100 países han sido sometidos a planes de ajuste y terapias de choque. La contundencia ha sido terrible. Además, como que todos son "competitivos" básicamente en mano de obra barata, todos exportan productos similares, lo cual lleva rápidamente a la superproducción y por lo tanto a la baja del precio "mundial" de sus exportaciones.

El B.M. como banquero se ha demostrado muy eficiente y obtiene suculentos beneficios de sus operaciones con los pobres del tercer mundo. Ahora bien, como se trata en teoría de una agencia para el "desarrollo" (sin ánimo de lucro) los beneficios no se acumulan a las arcas del B.M. (lo cual seria de mal gusto) sino que se vuelven a prestar hinchando más todavía la enorme bola de endeudamiento que somete y paraliza a los países pobres del planeta.

Vemos pues la paradoja: aquello que se presenta como la "solución" al endeudamiento acaba siendo la causa. En fin, como decía el Sr. Felipe González en la inauguración de la conferencia que celebró el cincuentenario de las instituciones de Bretton Woods, "la tarea del FMI y del Banco Mundial ha sido muy positiva".

¿Quien manda en el FMI?


La dirección real (aunque informal) de estos organismos corresponde al Departamento del Tesoro de EEUU que tiene poder de veto.

Cuando un país con desequilibrios en sus cuentas pide un préstamo el FMI se pone a la cabeza de un grupo o cartel de prestamistas: Banco Mundial, bancos regionales (como por ejemplo el Banco de Desarrollo Interamericano), y bancos privados. Es el FMI el que negocia con el país con problemas e impone las condiciones para que todo el grupo prestamista acceda a conceder el préstamo.

Los países en desarrollo tienen una casi nula participación en el mecanismo de decisión del organismo donde la mayoría de los votos de los 185 países miembros quedan asignados a los países ricos.

Se trata de la utilización de mecanismos de intervención económica internacional por parte de las multinacionales (norteamericanas, pero también las demás) para someter a sus intereses al conjunto del planeta.

El Banco Mundial


El nombre completo del cual es Banco de Reconstrucción y Desarrollo, se había de encargar de la reconstrucción de los países destruidos por la guerra, y del desarrollo de los países nuevos (ex-colonias que se iban liberando de sus metrópolis). Sin embargo pronto se convirtió en la correa de transmisión de la operativa del FMI.

El cinismo del FMI


Los discursos de ambas instituciones están llenos de términos como desarrollo, igualdad, educación, sanidad, lucha contra la pobreza, ...) y más después de un centenar y medio de revueltas anti FMI en 40 países sometidos a sus terapias. Ahora las terapias de choque y los planes de ajuste llevan un apéndice con " la dimensión social del ajuste".

Vemos como enfocan los temas:

Desarrollo

Desde su creación el disfraz ha sido un ­interés constante de las instituciones de Bretton Woods. Sus informes siempre han ido llenos de cantos al desarrollo, al "take off" de los países pobres, ... Su tradición ha sido la constante manipulación de las estadísticas económicas y sociales para presentar como éxitos fracasos estre­pitosos.

Igualdad

Proponen ayudar a los pobres aboliendo la legislación que favorece a "la aristocracia" del mundo del trabajo: a la abolición del salario mínimo, de las regulaciones laborales de la jornada de trabajo, de la seguridad en lugar de trabajo, de la seguridad social etc. Le llaman "flexibilización del mercado laboral". Se trata de dejar al trabajador en pelotas ante el patrón. Es una terapia "igualitarista": se consigue una igualación por abajo sin precedentes en la historia del planeta. Es la subproletaritzación de la gran mayoría de los seres humanos. Es la mundialización de la pobreza.

Lucha contra la pobreza

Desde 1989, los consejeros del BM, para de tapar la miseria e iniquidad que producirá el ajuste, "exigen", dentro del paquete de recetas preceptivo, la creación de un “Fondo de seguridad social” a favor de los “grupos vulnerables” que proporcione alguna compensación a los directamente afectados. Para el Capital, todo lo que no es privado, todo lo que es público, “distorsiona” su dominio. Según las instituciones de Bretton Woods la reducción “de la pobreza” consiste a disminuir los gastos sociales y redistribuirlas de manera selectiva a favor del pobres (grupos vulnerables). Con este fin, se constituyen "fondos sociales de urgencia" por "gestionar" la pobreza con la inestimable ayuda de las "desinteresadas" ONGs, mientras se procede a desmantelar las finanzas públicas, a cerrar las escuelas públicas, las clínicas y hospitales públicos.

Educación

Proponen eliminar la enseñanza pública, licenciando a los maestros a cambio de una fórmula consistente al conceder pequeños préstamos a los pobres (grupos vulnerables) que los permitan crear sus propias "escuelas privadas" informales a sus lugares de residencia (vidonvilles, fabelas, ... ). Así, la única responsabilidad de la admi­nistración será de controlar "la calidad de la enseñanza".

Sanidad

Como que la sanidad pública también" distorsiona", las comunidades rurales pobres habrán de reemplazar las enfermeras diplomadas y los auxiliar médicos por voluntarios sanitarios sin formación, mientras la suben los precios de la electricidad, el agua y el fuel necesarios para la esterilización, convierten estos centros en focos de infecciones de los que huyen los enfermos.

Medio ambiente

Desde 1992 hasta 2004 el Grupo Banco Mundial aprobó 11 mil millones de $ para financiar 128 proyectos de extracción de combustibles fósiles en 45 países, proyectos que producirán más de 43 mil millones de Tm. de CO2 (una cifra cientos de veces superior a las reducciones entre 1990 y 2012 pactadas en Kyoto). En 2004-2005 el Grupo del BM financió sectores intensivos en combustibles fósiles por un total de 7.600 millones de $ (37% del total de sus préstamos) en una relación de 17 a 1 en cuanto a financiación de energías renovables. Algunos de los beneficiarios de esta financiación son Halliburton, Shell, ChevronTexaco, Total, ExxonMobil, ...

El presidente del BM en 2005, Paul Wolfowitz, arquitecto de la Guerra de Iraq, no se sonrojaba al afirmar "Trabajemos juntos por un futuro amigable respecto al clima".

El BM y el FMI se disfrazan de ecologistas


Barney Frank, miembro del House Financial Services Committee: "El Banco Mundial protege el medio ambiente un día cada mes y dedica los 29 días restantes a destruirlo"

Kyoto y el mercado del CO2 representaron una oportunidad de greenwash para el FMI-BM frente alos desastres sociales y ecológicos que su gestión ha propiciado.

El BM se ha apuntó en 2002 a los MDL con un megaproyecto en Brasil de plantación de 23.100 Hectáreas con eucaliptos, en Minas Gerais, Brasil, desplazando comunidades locales, destruyendo la biodiversidad, la capa freática de la zona y envenenando el suelo con pestizidas.

El Banco Mundial lanzó el Fondo de CO2 Prototipo (PFC) en abril del 2000. Participan 17 corporaciones y seis gobiernos. Las empresas y/o gobiernos obtienen créditos para polucionar a cambio de sus aportaciones. Entre las empresas están los máximos polucionadores mundiales: BP, Gaz France, Chubu Electric Power Co., Chugoku Electric Power Co., ...

El objetivo es situar al BM como pionero en el mercado de las emisiones de CO2 y permitir a los gobiernos y empresas participantes a seguir emitiendo gases a placer. Los proyectos que financia en los países en desarrollo permiten obtener créditos para seguir emitiendo CO2 (es decir, son considerados proyectos MDL o AC). Además de las plantaciones de eucaliptos, ha mostrado debilidad por las presas hidráulicas. En el 2004 había financiado cuatro mega complejos hidroeléctricos sin complejos en cuanto a las miles de Ha de tierras fértiles inundadas y a la población desplazada.

El G-8 ha resuelto entregar el liderazgo de la lucha contra el cambio climático al B.M. dejando marginada la ONU. El G-8 manifiesta su apoyo incondicional por los mercados del CO2 convirtiendo al BM en el broker central del sistema (arrancando unas suculentas comisiones de las operaciones de intermediación del 13%) mientras que gracias al Fondo de Tecnología Limpia dotado con 2.000 millones de $ por cada planta "menos" polucionante construida en el 3r mundo se podrá levantar otra en los países del centro.

Pérdida de influencia del FMI pero más de lo mismo


En los últimos años el FMI ha perdido mucha de la influencia que tubo en los años 90. Perdió toda su credibilidad tras presidir toda una serie de desastres económicos. América Latina, bajo su tutelaje desde 1980, sufrió la peor caída de crecimiento económico de la historia moderna. La “terapia de choque” en Rusia resultó en realidad en un “choque” tras otro sin ninguna terapia y decenas de millones de rusos en la miseria mientras la economía rusa se colapsaba. Su último préstamo al cleptócrata Yeltsin desapareció misteriosamente en menos de una semana en una maraña de cuentas numeradas en paraísos fiscales.